Exembajador Nealon renuncia molesto por cancelación de TPS a centroamericanos




Fuente: Mayra Navarro

El exembajador de los Estados Unidos en Honduras, James D. Nealon, renunció el pasado jueves a su puesto como secretario asistente para el Compromiso Internacional en la Oficina de Estrategia, Política y Planes del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés).

Según una publicación escrita por Paul Bedard en el sitio web Washington Examiner, Nealon era un importante funcionario de Seguridad Nacional y amigo del Jefe de Gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, quien perdió una pelea para extender la amnistía “temporal” a decenas de miles de centroamericanos, ha renunciado, de acuerdo a la versión de una columna de la web.

Nealon, trabajó bajo el mando del presidente Barack Obama, él era también el asistente superior a Kelly cuando el general dirigió el Comando Sur de los EE. UU. Kelly lo trajo al Departamento de Seguridad Nacional cuando se convirtió en secretario, antes de convertirse en el jefe de personal de Trump.

Un funcionario del departamento dijo que no había problemas pendientes que llevaran a Nealon a retirarse.

Pero un crítico dijo que estaba molesto porque sus recomendaciones para extender el llamado “estado de protección temporal” a unos 200,000 inmigrantes de países como El Salvador y Haití fueron rechazados.

Un informe reciente del sitio Breitbart reveló un memo que escribió a altos funcionarios de inmigración en el que dijo que aquellos con Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) “trabajan legalmente en grandes cantidades”, están “viviendo el sueño americano”, “tienen muchos miles de niños ciudadanos estadounidenses”. y “no tiene sentido enviar a [ciudadanos de Honduras, Nicaragua y El Salvador] de regreso a su país de origen”.



También formó parte de una reunión en la Casa Blanca en septiembre con el secretario de Relaciones Exteriores mexicano Luis Videgaray Caso y el yerno del presidente Trump, Jared Kushner, que discutieron la ampliación de visas para trabajadores y una solución para ayudar a cientos de miles de ilegales en la Deferred Action para llegadas infantiles, o DACA.

Ambas acciones irritaron a los defensores de la administración de limitar la inmigración y promover la demanda del presidente de “contratar a estadounidenses”.

Su renuncia llega en un momento en que Kelly está enfrentando un ataque por su gestión en la Casa Blanca y un informe de que está dispuesto a renunciar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *