Juez ordena que miles de migrantes tengan un año más para presentar su solicitud de asilo

El gobierno de Estados Unidos no ha hecho su trabajo de advertirles, aún después de aprobar una entrevista inicial, que tenían un tiempo límite para preparar su papeleo.Miles de personas que entraron a Estados Unidos expresando temor de volver a sus países, fueron arrestados y luego dejados en libertad con una orden de aparecer en corte, recibirán una extensión de un año para presentar su documentación formal de asilo, gracias a la decisión de un juez federal.




El juez federal Ricardo Martinez falló el jueves en un caso conocido como Mendez-Rojas V. Johnson, dictaminando que el gobierno violó la constitución al no informar a estas personas que tenían solamente un año para presentar formalmente su solicitud de asilo luego de llegar al país.

La decisión beneficiará a todas las personas en estas circunstancias, sin importar su país de origen, y el gobierno de Estados Unidos está obligado a buscar un mecanismo para informarles y luego, darles un año más para presentar su papeleo.

El litigio data de 2016, cuando fue presentado por Northwest Immigrants Rights Project (NWIRP), Dobrin &Han, PC y el American Immigration Council.

“Miles de personas llegan a la frontera o un lugar de inspección y le dicen a un oficial que tienen miedo a volver a su país. Generalmente, la persona pasa por una entrevista inicial con un oficial de asilo y si este determina que el miedo es creíble, le dicen que tiene que ir al tribunal”, explicó Matt Adams, de NWIRP.




El problema, dice Adams, es que el gobierno no informa al individuo adecuadamente de lo que debe hacer a continuación, por ejemplo, presentar una solicitud formal de asilo y que tiene solo un año para hacerlo.  “Muchos esperan la fecha de la corte y cuando se dan cuenta, ya pasó un año”, afirmó Adams.

El sistema es complicado y actúa en contra de los posibles solicitantes de asilo, argumentó la demanda. El juez estuvo de acuerdo.  En su decisión, el juez federal Ricardo S. Martinez, de Seattle, fue implacable con las excusas del gobierno, que alegó que ya existían procedimientos adecuados.

“No hay ninguna deferencia posible a procedimientos que violan un estatuto de la constitución” , escribió el juez en su decisión.



Entre los inmigrantes mencionados en la demanda como ejemplo de los afectados está Elmer Geovanni Rodríguez Escobar, un hondureño de 37 años que llegó a Estados Unidos en julio de 2014 y en una entrevista con agentes de inmigración, se le aprobó su “miedo creíble” de regresar a su país.
Esta es apenas una entrevista que se realiza poco después de llegar la persona y  un paso preliminar antes de una presentación formal de asilo .
Rodríguez fue dejado en libertad con una “NTA” (Notice to Appear) que es lo mismo que una orden de acudir a la corte de inmigración. Pero nadie le dijo que tenía solo un año para presentar sus documentos de asilo.



El Departamento de Seguridad Nacional aún no ha enviado su papeleo a la corte y el hondureño no ha podido presentar su caso de asilo, quedando varado en un limbo.

“Este es otro problema”, dijo Adams. “Aún si el inmigrante busca presentar su caso de asilo en la corte, la corte no lo acepta si DHS no ha mandado el papeleo del NTA. Es un mecanismo que termina dejando a la gente sin sus derechos”.

Entre los beneficiados, según la documentación legal están los siguientes tipos de casos:

  • Los que hayan pasado su entrevista de “miedo creible” (credible fear) y hayan sido liberados o vayan a ser liberados en el futuro y no reciban una advertencia por escrito de que tienen un año para presentar su solicitud de asilo.
  • Esto incluye a personas que están en proceso de deportación y también a las que no lo están, que no pidieron formal mente asilo o que lo pidieron después de un año.
  • Los que hayan sido liberados por DHS sin pasar su miedo creíble y hayan recibido una orden de ir a la corte (NTA) pero no una advertencia del tiempo límite de un año para presentar asilo.





Creditos: La opinion FOTO: JOHN MOORE/GETTY IMAGES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *