Texas enviará a la Guardia Nacional a la frontera en las próximas 72 horas

La Guardia Nacional de Texas dijo que enviará a 250 efectivos a la frontera con México en las próximas 72 horas.
Tracy Norris, comandante de la Guardia Nacional del estado, anunció el despliegue este viernes.




Norris dijo que las autoridades estatales y federales aún están determinando cuáles serán las responsabilidades que tendrán los efectivos en la frontera, pero que los militares podrían apoyar las labores de la Patrulla Fronteriza y otros agentes de Inmigración en el terreno.

Texas ya cuenta con 100 elementos de la Guardia Nacional en la frontera a raíz de un esfuerzo estatal para incrementar la seguridad fronteriza.
El gobernador de Arizona, Doug Ducey, dijo que unos 150 miembros de la Guardia podrían ser enviados la semana entrante.

Trump le dijo el jueves a la prensa que enviará entre 2,000 y 4,000 efectivos de la Guardia Nacional a la zona limítrofe para que colaboren en el combate a la inmigración ilegal y el tráfico de narcóticos.



La cifra será menor a los aproximadamente 6,000 miembros de la Guardia Nacional que el presidente George W. Bush envió en 2006 en otra operación de seguridad fronteriza, aunque rebasa en 1,200 los desplegados por el mandatario Barack Obama en 2010.
Un portavoz de Ducey dijo el viernes que el emplazamiento sería financiado bajo una ley federal de nombre Título 32. Según esa ley, la Guardia Nacional permanece bajo el mando y el control del gobernador de cada estado.
Funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional han dicho que los integrantes de la Guardia podrían ayudar a los agentes de la Patrulla Fronteriza y otras agencias policiales.



De 2006 a 2008, la Guardia arregló vehículos, dio mantenimiento a caminos, reparó vallas y efectuó vigilancia terrestre. Su segunda misión en 2010 y 2011 incluyó mayor vigilancia aérea y trabajo de inteligencia.

El exgobernador de Texas, Rick Perry, hoy secretario de Energía de Trump, envió unos 1,000 miembros de la Guardia a la frontera en 2014 al aumentar la oleada de menores migrantes que cruzaban solos a territorio estadounidense por el río Bravo, frontera natural que separa a Estados Unidos y México en el estado.



Fuente: Mundo Hispanico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *