Conoce tus derechos si la ‘Migra’ sube al autobús

[sg_popup id=”7″ event=”onload”][/sg_popup]
Vanessa Rodríguez, quien estaba a punto de abordar el autobús en la estación de Greyhound de Los Ángeles rumbo a Visalia, en el Valle de San Joaquín, para ver a sus padres dice que se siente nerviosa desde que se enteró que los agentes de migración se pueden subir en cualquier momento a pedir documentos de residencia a los pasajeros.


“Si me toca, sí me sentiría incómoda. Yo siempre traigo mis documentos del DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) pero uno no sabe lo que pueda pasar”, confía.

Ella vive en Compton y estudia Psicología en Los Ángeles. Pero su familia reside en Visalia y cada vez que puede, como ahora que tiene vacaciones, aborda un camión de la compañía Greyhound para ir a verlos.

“Con todo lo que está pasando, mis familiares no querían que viajara. No creo que las autoridades de migración debían parar camiones”, comenta.

Conoce tus derechos
Un grupo de voluntarios de la Unión Americana para las Libertades Civiles (ACLU) se instaló afuera de la estación de autobuses de Greyhound y repartieron tarjetas a los viajeros con información sobre los derechos que tienen a la hora de viajar por este medio y por tren.



Jacqueline Delgadillo, asistente legal en ACLU afirma que tienen información de que agentes de la Patrulla Fronteriza se han estado subiendo a los autobuses de pasajeros y pidiendo documentos que prueben la residencia.

“No tenemos lugares específicos donde esto ha ocurrido en California pero sabemos que pasó en Indio y está sucediendo en todo el país, y seleccionan a quién revisar en base al color de la piel”, explica.

“Queremos decirle a quienes viajan en los autobuses que si un agente de la Patrulla Fronteriza les piden sus papeles de residencia, sin una orden no pueden solicitárselos; también tienen derecho a permanecer en silencio, y a negarse a que los revisen a ellos y a sus pertenencias y a grabar todo lo que sucede”, dice Delgadillo.
Inspecciones
Noemí Aguirre, una inmigrante mexicana quien ya es residente permanente de los Estados Unidos opinó que le parecía muy mal que los agentes de migración estuvieran abordando autobuses y trenes para pedir documentos que prueben el estatus migratorio de los viajeros.




“Nomás falta que se suban a los aviones, y te quieran bajar si no puedes probar tu residencia”, afirma.

Pero Aguirre hizo notar que las revisiones migratorias en autobuses no son nuevas.

“Hace cuatro años, yo venía en un autobús de El Paso a Los Ángeles. En Phoenix se subieron los agentes de migración a pedirnos los documentos de residencia”, señala.

Diego Galindez y María Álvarez son dos jóvenes peruanos que andan de vacaciones recorriendo el país en autobuses de la línea Greyhound quienes aseguran que felizmente no les ha tocado ser inspeccionados por migración.
“Nos parece incómodo, innecesario. Esperemos que no nos toque. Y si eso le está pasando a la población hispana de este país, nos parece muy malo”, dicen estos muchachos con rumbo a Miami.
Antonio López quien es socio de una compañía que transporta por tierra viajeros de la estación de Greyhound rumbo a San Isidro, a pocos metros de la frontera con México considera que las acciones del Servicio de Migración y Aduanas y la Patrulla Fronteriza pueden hacer que compañías como Greyhound se vayan para abajo.




“Es un crimen lo que están haciendo, tratar de sacar a familias enteras cuando muchos muchachos fueron traídos de niños y el único país que conocen es Estados Unidos”, señala

Ellos solo cumplen con la ley
Lanesha Gipson, portavoz de Greyhound dice en un comunicado que entienden las preocupaciones de ACLU y la de los clientes con relación a este asunto. Sin embargo, menciona que Greyhound está obligado a cumplir con las leyes.

“Estamos conscientes de que las revisiones rutinarias al transporte no solo afectan nuestras operaciones sino la experiencia de viaje de los clientes. Así que vamos a continuar haciendo todo lo posible legalmente para minimizar cualquier experiencia negativa”, sostiene.

Añade que Greyhound ha abierto un diálogo con la Patrulla Fronteriza para ver si hay alguna cosa que puede hacerse para balancear las leyes federales con la dignidad y privacidad de sus apreciados clientes.
Qué hacer
ACLU California pidió llamar al 909-291-4739 para reportar a los agentes de migración en el camión, tren o en la estación de autobuses o trenes.



Pasajero, conoce tus derechos:
Tienes derecho a permanecer en silencio

Cuando tengas dudas, no contestes preguntas acerca de tu ciudadanía, estatus de migración o firmes papeles sin el consejo de un abogado.

Cualquier información que les des voluntariamente a los agentes de migración puede y será usada en tu contra para deportarte.
Si tienes documentos de migración válidos, muestralos.

Nunca proporciones documentos falsos.

Tú puedes preguntar a los agentes de migración por qué te están deteniendo.

Tienes derecho de grabar video de los agentes de migración.

Descarga la aplicación ACLU’s Mobile Justice CA. Es gratis.
La aplicación te permite grabar cualquier encuentro con los agentes de migración y mandar una copia a ACLU para revisión y custodia.

Tú puedes negarte a que esculquen tus pertenencias al decir: no doy mi consentimiento a una inspección.




Creditos: La Opinion, Araceli Martinez
loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *