Arrestan a cabecilla de la mara 18 en las Buenas Nuevas

Luego de seguirle la pista durante varios días, la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP) logró este domingo la captura de un cabecilla de la mara 18.

Las investigaciones los vinculan en una serie de asesinatos perpetrados en las cercanías de la colonia Cerro Grande de Comayagüela

Además se le responsabiliza de ser uno de los principales encargados del sistema de extorsión en nombre de la pandilla 18

La captura se realizó luego de Intensos trabajos de vigilancia, seguimiento e inteligencia desarrollados por la FNAMP junto a DIPOL, en la Colonia Buenas Nuevas de Comayagüela.

El detenido es Bryan Omar Avilez Gonzáles, de 24 años, alias de “El Liki” quien según las investigaciones es uno de los cabecillas de la organización criminal en la Buenas Nuevas.

Es investigado por una serie de homicidios perpetrados en los últimos días en todo el sector que se ubica en la salida que de la capital conduce al departamento de Olancho.

Dentro de las muertes que están siendo investigadas y que se le atribuyen a alias Liki se encuentra la de un guardia de seguridad del Taller Industrial Richard y la del presidente del patronato de la Colonia Alemania.

Asimismo, se le responsabiliza de ser el encargado del sistema de cobro de extorsión en pulperias, talleres de mecánica, yonkers, negocios de ventas de golosinas y algunos vendedores de verduras y frutas que sostienen sus actividades comerciales en las colonias La Laguna, Las Pavas, Alemania, Villa Unión, Campo Cielo y La Cerro Grande.

Al momento de su captura agentes que participaron en la operación le decomisaron dinero en efectivo producto del cobro de extorsión

Cabe destacar que se han intensificado las operaciones de inteligencia en la capital con el fin de dar con los responsables de las muertes violentas perpetradas en los últimos días, es oportuno continuar invitando a la población para que se sume con su denuncia a través de la línea 143 a estos esfuerzos que se vienen desarrollando desde la FNAMP

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *