“La violencia no es lo que define a las pandillas”: la experiencia única de Juan Martínez d’Aubuisson, el antropólogo que vivió un año con la Mara Salvatrucha en El Salvador

A la Mara Salvatrucha la define su antagonismo con el Barrio 18 y viceversa, dice el antropólogo Juan Martínez d’Aubuisson.

La primera vez que Juan Martínez d’Aubuisson (San Salvador, 1986) puso un pie en aquella colina de San Salvador, un gran mural con las siglas le confirmó que estaba en territorio de MS-13, la Mara Salvatrucha 13, la mayor pandilla de América.

Lo custodiaban unos hombres jóvenes, que se levantaron desafiantes al ver al extraño acompañado de un lugareño. “100 puñaladas, lo decapitaron y le extrajeron el corazón”: el brutal asesinato de la Mara Salvatrucha en un parque de Estados Unidos

“Nos escanean con la mirada y vuelven a su puesto sin responder al saludo. A guardar, como viejas beatas, a su santo de tinta“, escribiría después el antropólogo en su libro Ver, oír y callar. Un año con la Mara Salvatrucha 13, publicado por la editorial Pepitas de Calabaza en septiembre de 2015.

El texto, aclara, no es un documento científico en el sentido estricto y tiene más que ver con el “realismo etnográfico”, por lo que prefiere llamarle sus “diarios de campo, editados y ordenados”.En ellos cuenta lo vivido y lo reflexionado en 2010, el año que pasó contando muertos en la colina Montreal, en Mejicanos, uno de los municipios de la capital de El Salvador, para tratar de entender a la pandilla que controla aquella comunidad y a su enemigo mortal, el Barrio 18 (actualmente escindido en Sureños y Revolucionarios).


VIA:BBC MUNDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *